Publicidad

Publicidad

  • 16/02/2021 - 07:07  

    La granada majorera

    José María Ayaso

    Aunque algunos investigadores sitúan el origen de esta fruta al norte del África Occidental, muchos son los que ubican a la granada en los países del este de Europa y los de Oriente próximo. En España la introdujeron los cartagineses en las regiones de Elche y Alicante, donde cada temporada se recogen alrededor de 50.000 toneladas de granadas.  No obstante, también se cultivan en los archipiélagos de Canarias y Baleares, entre otras zonas de nuestro país, aunque con menores cotas de producción.

    El granado, o granadero, es un árbol de hoja caduca que, si bien puede llegar a alcanzar los 6 metros de altura, normalmente no se caracteriza por ser muy alto. De hecho, muchos horticultores se refieren a él como arbusto.

    En todo el mundo existen más de quinientas clases de granadas. Pero las variedades más habituales en España son la Wonderful, Acco, la valenciana y la Mollar de Elche, está última protegida con Denominación de Origen.

    La granada tiene una forma redonda y hexagonal que suele medir entre 7 a 12 centímetros de diámetro. Posee una cáscara fuerte que protege la parte comestible de su interior compuesta por los característicos granos rojos, unidos por una membrana blanquecina, también comestible.

    Una de las producciones más destacables de granadas, de nuestro archipiélago, se encuentra en la finca de Manuel Cabrera Betancor quien, en el Valle de Tarajalejo, perteneciente al municipio de Tuineje, en la Isla de Fuerteventura, cultiva las variedades Wonderful y la Mollar de Elche.

    GRANADA-INTERIOR

    En la actualidad, Manolín, que es así como familiarmente se le conoce, tiene más de 2.000 granaderos cuya cosecha, de alrededor de 60 kilos por árbol, vende íntegra a fruterías y supermercados que, a su vez, trasladan las granadas majoreras a la Isla de Gran Canaria.

    En cuanto a sus usos culinarios, la granada es una fruta que se puede emplear, tanto en semillas como en zumo y, su sabor característico entre ácido y dulce, la convierte en un ingrediente muy versátil que puede ir muy bien para elaboraciones calientes, frías, saladas o dulces.

    Así la podemos encontrar en recetas para ensaladas varias, en salsas tanto para pastas como para carnes, especialmente para carnes rojas; en sorbetes, en zumos y bebidas (la granadina); en mermeladas, macedonias de fruta u otros postres saludables.

    Como hemos visto, no tenemos excusa para no utilizar las granadas de Manolín Cabrera, y aprovechar al máximo sus propiedades y beneficios; porque si nos despistamos, tendremos que esperar hasta el año que viene.

Publicidad

Publicidad

La encuesta del día

¿Qué tipo de cocina busca cuándo sale a un restaurante?

  • Española
  • Japonesa
  • Asados
  • Canaria
  • Fusión
  • Otras

20 Votos contabilizados

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Colaborador