Publicidad

Publicidad

  • 26/10/2020 - 04:39  

    Desde tiempos de Maricastaña

    José María Ayaso

    Definitivamente el otoño ha llegado a la redacción de Locos por la Gastronomía. Si en la entrada anterior del RecoMercado hablábamos de las setas, concretamente del Boletus Edulis, en esta, nuestras mesas se han llenado de otro de los frutos típicos de la estación: las castañas.

    Su temporada de recogida va desde mediados del mes de octubre hasta finales del mes de diciembre y en Canarias, el castaño (como le decimos aquí, el castañero) crece tanto en las zonas de medianías como en áreas de cumbre cuyas cotas ronden entre los 600 y 1500 metros de altitud.

    Está con nosotros desde el siglo 16, desde tiempos de Maricastaña, aunque empezó este viaje mucho antes, cuando se produjo su expansión desde la Antigua Grecia hacia el mundo latino. Si bien uno de los ejemplares históricos, -El Castaño de las Siete Pernadas- de aproximadamente 500 años, aún pervive en una finca del barrio de Aguamansa, en la villa tinerfeña de la Orotava; en las islas de El Hierro, La Palma, La Gomera, Gran Canaria y la propia isla picuda, existen también muchísimas zonas de castaño silvestre.

    En lo que a la gastronomía se refiere, allá por el siglo 5 en la cuenca mediterránea, las castañas, fruto que aparece dentro de las vainas picudas llamadas “erizos”, ya se empleaban, entre otras cosas, para la elaboración de harinas, motivo por el cual el filósofo Jenofonte definió a los castañeros como “árboles de pan”.

    Son muy fáciles de identificar pues, una vez fuera de sus erizos, las castañas presentan una forma ligeramente abombada, con una cubierta de color marrón acastañado, brillante.

    Además de su uso ancestral para la elaboración de harina con la que se pueden preparar pan de castaña, pasteles o pasta, las castañas se pueden consumir crudas, asadas, hervidas o dulces y dan mucho juego a la hora de elaborar diferentes manjares que la tengan como ingrediente de base, o como parte de la guarnición.

    Una advertencia: para conservar adecuadamente las castañas, hay que asegurarse de que están completamente secas antes de retirarlas de su cápsula espinosa. 


    Si te interesa saber cuáles son sus nutrientes y cómo beneficia a la salud el consumo de castañas, entra aquí.

Publicidad

Publicidad

La encuesta del día

¿Adelantaría su hora de cenar para apoyar a la hostelería?

  • No por mi horario laboral
  • Sí Por supuesto
  • Ns / Nc

12549 Votos contabilizados

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Colaborador