Publicidad

Publicidad

  • 30/05/2020 - 19:11  

    Turismo y gastronomía canaria: hoy La Palma

    Si bien es cierto que las singulares características de cada una de las islas de nuestro archipiélago han favorecido el cultivo y el desarrollo de un variado abanico de productos y materias primas, que han servido para conformar nuestra peculiar gastronomía, de lo que no cabe ninguna duda es que la cocina canaria es fruto de la enriquecedora combinación de costumbres culinarias, especialmente las surgidas de los intercambios históricos y culturales con el resto del territorio nacional y con los continentes africano y sudamericano.

    Centrándonos en la cocina canaria, desde la redacción de Locos por la Gastronomía hemos querido inaugurar a partir de este artículo, una serie de entregas que a modo de breve incursión, de este a oeste, (Lanzarote, Fuerteventura, Gran Canaria, Tenerife, La Gomera, La Palma y El Hierro) en los hábitos culinarios de cada una de las islas pudiera servir para que, en estos tiempos de precaución sanitaria, ustedes y nosotros estimados lectores, abramos una ventana virtual al mundo entero por la que puedan colarse los recuerdos, los olores y sabores de los fogones de nuestra tierra. 

    Hoy La Palma. En el extremo más noroccidental del archipiélago canario, La Palma es una de las cuatro islas que pertenecen a la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Con una superficie que abarca alrededor de 708 kilómetros cuadrados y una división territorial organizada en 14 municipios, soporta una densidad poblacional que supera los 85.000 habitantes. Abrupta y maravillosamente escarpada, toda la Isla ha sido declarada Reserva de la Biosfera; no en vano, se ha ganado el sobrenombre de La Isla Bonita.

    Una buena forma de introducirse en la tradición gastronómica de los palmeros, es dejarse llevar por sus hábitos diarios. Por ejemplo, lo normal es empezar el día con un desayuno compuesto de un barraquito, que es un café preparado con leche condensada y licor al que se le añade un poco de canela y limón, para acompañar a un variado surtido de dulces palmeros: almendrados, mantecados o marquesotes, entre los más tradicionales. También puede ocurrir que alguno de los comensales no sea de empezar la mañana con tanto dulce, entonces la recomendación es un buen bocadillo de queso palmero y un tazón de leche con gofio, que sin duda alguna aportará la energía suficiente para afrontar cualquiera de los retos que se propongan hasta la hora de la comida. Llegados a la hora del mediodía se recomienda empezar a “abrir boca” con unos chicharrones, un poquito de queso asado, unos camarones o simplemente una media ración de queso fresco, para invitar a los jugos gástricos a ponerse en marcha. 

    A quienes gusten los platos de cuchara no pueden dejar de probar las garbanzas preparadas al estilo palmero, el potaje de trigo o la espectacular sopa de picadillo. Sí, desde Locos por la Gastronomía sabemos que son muchas tentaciones para este apartado de primeros platos. Por eso nuestra recomendación es alargar todo lo que se pueda la estancia en la Isla (o volver los antes posible) y disfrutar al máximo de estos manjares. 

    La carta de los segundos platos, abren un mundo de posibilidades que van desde la carne de cabra en salsa hasta el cerdo a la brasa. Pero los productos cárnicos del interior de la Isla no acaban aquí. También se pueden degustar conejo, cabrito o costillas con mojo. 

    Si se siente más predilección por el pescado, una buena vieja guisada, un buen filete de patudo (atún rojo) a la plancha o un alfonsiño frito, cualquiera de ellos guarnicionado con unas papas arrugadas con mojo.

    Para los postres las opciones van desde la gran variedad de fruta fresca estacional hasta las tentaciones del bienmesabe, Príncipe Alberto, el quesillo y los irresistibles almendrados.

    Islas Canarias: un paraíso de tranquilidad en el que la salud, la cultura y la gastronomía impregnan cada uno de sus rincones.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La encuesta del día

¿Crees que las superficies alimenticias se han aprovechado en la crisis sanitaria para subir los precios?

  • Bastante
  • No
  • Ns/Nc

4563 Votos contabilizados

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Colaborador

Publicidad

Publicidad