Publicidad

Publicidad

  • 27/07/2020 - 07:59  

    Alimentos que cuidan de tu boca

    En esta entrada hemos hecho una relación de los nutrientes más importantes para el cuidado de la salud global de la boca. Nos hemos centrado concretamente en tres minerales y cuatro vitaminas, tanto por los beneficios individuales de cada uno, por los efectos saludables para la salud de todo el sistema masticador, cuanto por la acción combinada de algunos de ellos. Así mismo, hacemos referencia a los alimentos en los que se pueden encontrar estos nutrientes más fácil y abundantemente.

    Minerales y vitaminas

    Calcio

    Vitamina D

    Vitamina K

    Potasio

    Vitamina C

    Fósforo

    Vitamina A

    El calcio ayuda a endurecer el esmalte y a fortalecer la mandíbula. Los alimentos ricos en este mineral son los lácteos, pescados azules y los frutos secos.

    La vitamina D permite que se metabolice adecuadamente el calcio por lo que es fundamental para que este mineral pueda llevar a cabo sus funciones. El 90% del total de la vitamina D que necesita el organismo se consigue mediante la exposición al Sol. Aunque en porcentajes menores también puede conseguirse en alimentos como el hígado de ternera, el salmón o la yema de huevo, entre otros.

    La vitamina K es una vitamina liposoluble que, además de acelerar el proceso de cicatrización y estimular la coagulación de la sangre, es necesaria para que nuestro cuerpo produzca una proteína llamada osteocalcina, necesaria para que el calcio, una vez metabolizado, pueda incorporarse al tejido óseo. Esta vitamina está presente en los vegetales de hoja verde, los lácteos, los aceites vegetales, en el kiwi, los higos o las uvas, y en frutos secos como los anacardos, pistachos y las ciruelas pasas.

    El potasio. Este mineral combinado con el magnesio evita que se acidifique la sangre (mantiene el Ph equilibrado) lo que facilita que se consolide el calcio en los huesos y en los dientes reforzando la densidad ósea. Los alimentos más ricos en potasio son las papas, las coles de Bruselas y los aguacates; los higos, los plátanos, las alcachofas y la calabaza.

    La vitamina C es uno de los componentes principales para la salud de las encías. Es fundamental para la creación del colágeno que refuerza y elastifica los tejidos conectivos, por lo que evita la debilidad de las piezas dentales y que se inflamen las encías (gingivitis). Los alimentos en los que más abundantemente podemos encontrar vitamina C son todos los cítricos, en los vegetales de hoja verde y en las papas.

    El fósforo. Junto con el calcio, es el principal responsable de la construcción de los huesos y, por lo tanto, de los dientes. Además, es responsable de su fortalecimiento y el mantenimiento de las estructuras óseas. Podemos encontrar este mineral en la carne de cerdo y ternera, el queso, los mariscos, el salmón o el atún. También en vegetales como las lentejas o la soja.

    La vitamina A es importante en la salud bucal porque interviene en la formación de las piezas dentales y en el buen estado de las membranas mucosas, con lo que previene la incómoda boca seca o las caries y facilita la cicatrización de las heridas. Entre los alimentos ricos en esta vitamina se encuentran el hígado, la yema de huevo, los vegetales de hoja verde, el pescado o las frutas de color naranja.

     

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La encuesta del día

¿Crees que las superficies alimenticias se han aprovechado en la crisis sanitaria para subir los precios?

  • Bastante
  • No
  • Ns/Nc

7463 Votos contabilizados

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Colaborador

Publicidad