Carnes

El Caserón del Cortijo

Escribir sobre el Caserón del Cortijo se me hace emocionante y complicado a la vez, porque me unen muchos lazos personales tanto con su dueña, Yanet Portelles, como con su jefe de cocina, Inti Ramsés Fresnedo, y con el resto del fantástico equipo profesional que componen uno de los restaurantes donde más suelo ir a comer y a cenar.

El espacio es soberbio: una casona señorial en pleno campo de golf con comedor cubierto, otro en la terraza al aire libre, cocina a la vista y un gran espacio en la planta baja con zona chill out y discoteca, lo que lo convierte en el sitio ideal para celebraciones, por no decir que aquí los niños se vuelven locos de contentos porque también hay parque infantil y a menudo instalan uno de esos castillos hinchables que hacen las delicias de los peques y también de sus padres, que pueden comer tranquilos sabiendo que sus hijos están encantados de la vida.

El notición se dio hace unos pocos meses pero mucha gente aún no se ha enterado: Desde hace unos meses, El Caserón del Cortijo es el embajador en exclusiva de los selectos productos del restaurante El Capricho, del experto y reconocido asador José Gordon, que siempre que viene por la isla despliga todo su show de carnes maduradas y chacinas maravillosas.

El chef del Caserón del Cortijo, el habanero Inti Ramsés Fresnedo, es un experto gourmet, conocedor de todos los intríngulis de su profesión, y da gusto ver cómo entiende de carnes, de vinos, de puros, de rones... una auténtica gozada, y por supuesto, un impecable cocinero que lidera un equipo realmente atento eficaz con Yoanis, Yoana, Gladis, Rosi, Jeni, Leo, Cristo y Rigñac, este último como jefe de sala..

Otra ventaja de este negocio es que tiene una excelente relación calidad/precio, inmejorable ubicación con parking privado gratuito, comedor a cubierto, otro al aire libre con espectaculares vistas al campo de golf de El Cortijo y, como ya he comentado, una espléndida zona chill out con discoteca para llevar a cabo las celebraciones mejor organizadas, siempre bajo la supervisión de su propietaria, Yanet Portelles, alma mater de un negocio que brilla en todos los aspectos.

De la carta recomiendo las carnes a la brasa de alta calidad, como la vaca palmera, cortes ibéricos y especialidades maduradas, además de platos especialmente ricos como las mollejas de ternera.

Si no les apetece carne, el bacalao al pil pil está de locos, con esa textura firme de carne blanca que solo tiene el género de mucha calidad.                     

Los postres más emblemáticos son el polvito El Caserón y el crumble de manzana con helado de vainilla. Si piden aquí un mojito, me atrevo a afirmar que casi seguro que ya no lo tomarán en ningún otro sitio, pues los hacen tan ricos que, literalmente, enganchan.

Muy recomendable, tal y como lo corrobora a diarios su fiel y nutrida clientela, entre la que me encuentro especialmente orgullosa de pertenecer.

Camino del Golf, 1. Telde

928059300

Lunes
13:00-18:00
Martes
13:00-18:00
Miércoles
13:00-18:00
Jueves
13:00-18:00
Viernes
13:00-23:00
Sábado
13:00-23:00
Domingo
13:00-18:00

129 personas han visto este restaurante

Galería

Mapa